Consigue un buen descanso y cuida tu espalda

Consigue un buen descanso y cuida tu espalda

0 1146

Es muy importante conseguir un buen descanso para garantizar una vida saludable. Estudiosmédicos demuestran que las personas que tienen un buen descanso (en cantidad de horas y calidad del sueño) exteriorizan una mejora física y mental en su vida cotidiana. A medida que se avanza en edad, aparecen más problemas de espalda.

Antes de que esto suceda, hay que prevenir malformaciones y dolores, con unas pautas básicas.

1. Elegir un buen colchón:

Contar con uno de calidad es garantía de salud y bienestar. Es recomendable dejarse asesorar, por especialistas cualificados, para elegir el adecuado a cada persona, según la postura, la fisonomía corporal?

No es bueno ni uno excesivamente duro ni demasiado blando.

2. Cuidar la elección de la almohada:

Cada vez, más parejas se decantan por tener almohadas individuales en la cama de matrimonio. Esta es la mejor opción que pueden tomar porque cada persona tiene una fisonomía concreta y una manera de dormir única.

– Hay que dejar descansar la totalidad de la cabeza reposada sobre la almohada.

– Nunca hay que apoyar el hombro sobre la almohada porque creará una curvatura que provocará dolores cervicales y de espalda.

– El grosor de la almohada suele ser la medida que hay desde la cara al final del hombro. La gente con hombros anchos necesita una almohada más gruesa.

– La postura, al dormir, condiciona el tipo de almohada: quienes duermen boca abajo necesitan una blanda y fina; boca arriba, de firmeza y grosor intermedio.

– Existen almohadas de diferente materiales (viscoelásticas, de fibra y de látex). Es recomendable asesorarse para elegir la más idónea para cada caso.

3. Solución a problemas específicos:

En casos más concretos, algunas personas sufren la aparición de heridas en la piel, debido a la formación de úlceras, por la presión que su cuerpo hace al estar mucho tiempo tumbado y postrado en la cama. Este problema es un mal médico y también de falta de comodidad y empeoramiento en la calidad de vida de la persona que lo sufre.

Para aliviar el malestar de estas personas y que ellas también puedan disfrutar de un buen descanso, existe un tipo de colchón antiescaras, que evita estas dificultades; las cuales afectan, principalmente, a las personas mayores y enfermas, que se ven obligadas a permanecer grandes periodos de tiempo en la cama.

Por lo tanto, las características propias de un colchón antiescaras (cuentan con células de aire que, al hincharse alternativamente, descompresionan las partes del cuerpo y favorecen su movilidad) permiten evitar la aparición de úlceras, problemas en la piel y mala circulación sanguínea, entre otros

beneficios.

En general, dormir de lado, con una almohada entre las piernas para tener la columna recta, es la mejor posición para evitar los problemas de espalda (y, también, los ronquidos).

ARTICULOS SIMILARES