Los preparativos de una boda

Los preparativos de una boda

0 1516

 

Preparar una boda no es fácil. Desde el momento en que se marca el día de celebración, los nervios que conlleva toda la organización apenas deja a la pareja disfrutar de esos meses previos al enlace. Organizar una boda puede ser una tarea ardua si no se organiza adecuadamente y se lleva un timing muy marcado.

Lo mas recomendable es hacer una lista de todo aquello que necesitarás para ese gran día. Un detalle que no debes olvidar para el último momento es imprimir invitaciones de boda. Intenta que esté entre tu lista de prioridades para dar la noticia cuanto antes a tus invitados.

Evidentemente deberás marcarte un presupuesto. Poner un límite a los gastos no está nada mal. Intenta, eso sí, tirar un poco por encima porque siempre hay sorpresas de última hora con las que no se contaba que pueden hacer tambalear el bolsillo. No está de más cierta previsión de fondos.

Cuando vayas a encargar las invitaciones de boda es necesario que sepas el número aproximado de personas que van a asistir. De esta forma podrás encargar la cantidad adecuada. Ahora bien, intenta no hacer los justas  porque siempre hay compromisos que no podrás evitar y te verás forzado a que también estén presentes ese día.

Si envías con tiempo suficiente la invitación podrás empezar a obtener respuesta por parte de los invitados. Quizás no todos pueden acudir a la cita. Conforme te vayan confirmando, ves apuntándolo en algún lugar visible porque de esta forma podrás también podrás hacer una previsión de las personas que acudirán al banquete y comunicarlo al restaurante o salón donde vayas a celebrar la boda.

Acuérdate también de confirmar todos los servicios extras que hay en un enlace: contratar a un fotógrafo, a una persona que haga el video reportaje, la música, etc.. Sobre todo no dejes que toda la responsabilidad recaiga sobre ti. La celebración es de los dos y ambos debéis participar y organizar juntos y por separado. Si necesitáis ayuda extra siempre podéis recurrir a alguna amistad o familiar que seguramente estarán encantados de colaborar.

Por último, es importante que los dos seáis flexibles a la hora de tomar decisiones. De la misma manera que tanto uno como el otro debéis dedicar unas horas de vuestro tiempo a planificar el enlace, también deberéis compartir opiniones de cómo debe transcurrir, de cómo os gustaría que fuera, etc. Lo que a ti te parece bien, puede ser que no sea del agrado de tu pareja o viceversa. Comunicarse es la mejor manera de llegar a ese día con una sonrisa dibujada en el rostro.

Foto: Behance

ARTICULOS SIMILARES