El ejercicio físico y la salud cardiovascular

El ejercicio físico y la salud cardiovascular

0 1202

La organización mundial de la salud considera ejercicio físico a todo movimiento muscular que implique desgaste de energía.
Según unos estudios que se han realizado a nivel mundial, la inactividad física es el cuarto mayor riesgo de muerte (con un 6% de muertes en todo el planeta). Además de esto, se estima que la inactividad física produce entre un 21% y 25% del cáncer de mama y de colon, mientras que un 27% se encuentra diabetes y el 30% cardiopatía isquémica.

Se ha comprobado que el realizar ejercicios de forma regular presenta una gran cantidad de beneficios para las personas, tal es así que ayuda a la prevención de enfermedades ya sea a corto o largo plazo.
De igual manera, hay una gran parte de la población mundial que es sedentaria. En su mayor parte se produce por la falta de tiempo o porque en el trabajo no realizan ninguna tarea que promueva al desgaste físico.
Además de esto, hay que sumarle, que hoy en día gran parte de la población mundial se transporta en su automóvil o en autobús, evitando más aún la inactividad física.

Además de esto, unos estudios han demostrado que aquellas personas que realizan actividad física de forma regular tienen un 38% de probabilidades menos de padecer de un infarto miocardio a comparación de los sedentarios.

Los diferentes beneficios que la actividad física promueve a los diferentes sectores del cuerpo humano: 

Corazón: El ejercicio físico disminuye la frecuencia cardíaca en reposo y aumenta el fluido de sangre que el corazón expulsa en cada latido. Es así, que la eficacia cardíaca es mucho mayor cuando gastas menos energía a la hora de trabajar. Además de esto, el ejercicio también promueve la circulación dentro del corazón, beneficiando así la alimentación del mismo.

Sistema circulatorio: El ejercicio físico reduce notoriamente la presión arterial, además aumenta la circulación en todos los músculos y por último, previene la aparición de coágulos en las arterias que pueden derivar en infartos o trombosis. Tabaquismo: Aquellas personas que realizan ejercicios físicos tienden a soltar fácilmente el consumo de tabaco.

Metabolismo: El ejercicio aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo. Aumenta el consumo de grasas durante el ejercicio físico, promoviendo así a la pérdida de peso.
Mejora la capacidad para aprovechar el oxígeno que llega de la circulación. Aumenta la tolerancia a la glucosa, generando así un mejor tratamiento para la diabetes.
Aumenta las enzimas musculares que provocan que se requiera de un esfuerzo cardíaco a la hora de realizar una actividad.

Como resumen de todo esto, el ejercicio físico es una de las mejores cosas que puedes hacer si quieres mejorar tu nivel de vida, ya que este prevé enfermedades, favorece a la salud cardiovascular y actúa directamente sobre el corazón, la circulación y las arterias.

Suplementos deportivos

En el deporte, acompañar el entrenamiento con algún suplemento deportivo nutricional puede optimizar los resultados del ejercicio.
Son diversos los suplementos deportivos de marca Airbiotic a los que pueden optar las personas que practican ejercicio físico con regularidad.

ARTICULOS SIMILARES